El libro de Ivo

El mundo de las pesadillas

“El libro de Ivo”, de Juan Cuadra Pérez

El libro de ivoHay un mundo que desconocemos. Se esconde entre las sombras, en la oscuridad, en ese recodo donde la luz no llega por mucho que enfoquemos nuestra linterna. Otra realidad que no estamos dispuestos a conocer, pero que sigue ahí, acechando, dispuesto a jugar con nosotros, arrastrando nuestras pesadillas por las paredes, rodeando la cama en la que dormimos cada noche, o incluso nuestro paseo por una ciudad que, imaginaria, nos recuerda a dónde no pertenecemos, ni lo haremos nunca. Hay una realidad que desconocemos, pero que nos va a ser enseñada. El libro de Ivo – novela recomendada por Antonio Torrubia – aparece como la sorpresa de la temporada, resucitando viejas historias, detallando una cultura con la que algunos hemos crecido, y proponiendo una historia llena de pequeños matices que convierten una obra en algo mucho más grande que una simple lectura. Casi diría que nos encontramos ante un manual donde poder investigar, si somos pacientes y constantes, retazos de cultura que ha permanecido escondida para el gran público… hasta ahora. Esa otra realidad de la que hablaba. Porque hay una diferencia entre contar una historia y vivirla en las propias carnes. Y cuando eso llega, cuando hay un instante en el que un solo capítulo te hace cambiar de posición y abrir la mente de una forma sobrecogedora, ahí es donde podremos caer de lleno en la fantasía y el terror, en el sabor de la sangre, en el mundo de los sueños, o en el valor que la carne tiene simplemente para sobrevivir.

La premisa de esta reseña es clara: no contaré el argumento. Si lo hiciera, creedme, os destriparía algún punto importante de la obra de Juan Cuadra Pérez y no hay nadie que odie más que leer spoilers que me impidan disfrutar de lo que me voy a encontrar en un libro. Partiendo de ahí, hablar de El libro de Ivo es hacerlo de una historia compleja, de una obra con muchas aristas y que nos devuelve un reflejo deformado de la realidad envuelto en un halo de literatura fantástica que se mueve a caballo entre el terror y los conceptos más clásicos del género – no en vano, el autor es un especialista en juegos de rol, y eso se nota en cada uno de los episodios, en cada uno de los movimientos de los personajes -. Pero aunque pueda parecer que yo me estoy yendo por las ramas, no lo hago. Podría preguntar a las personas que están al otro lado de la pantalla si han leído algo de The Sandman, considerada como una de las grandes series de todos los tiempos, y que si no lo han hecho deben hacerlo para entender más a la perfección lo que están a punto de descubrir en esta novela. Que el autor ha conseguido reflejar a la perfección ese aura de sueño y pesadilla que siempre se ha movido entre las nieblas de lo que se supone real y lo inventado. Pero también podría hablar de que cuando uno se mete en el mundo planteado en el libro ya no puede salir de él, y que se queda pensando en la historia tiempo después – de hecho yo, después de varios días, me animo a escribir esta reseña, ya que tenía que organizar mi mente para ello -. No hay nada de malo en reconocer que una novela es compleja, que nos hace centrar nuestra atención en lo que estamos leyendo, y que provoca en el lector una posición activa, removiendo para ello e investigando lo que puede leerse entre líneas y todas esas referencias de las que habla el propio autor en la página del libro (para los más interesados, pueden extender el contenido aquí).

Suelo hacer caso, siempre, a las recomendaciones de uno de los mejores libreros que han parido el territorio nacional. Y todo aquello que él dice va a misa. El libro de Ivo, y lo digo sin un ápice de remordimiento, no hubiera caído en mis manos si no fuera por él. No es ese tipo de lectura que suelen caer en mis manos, pero no hay nada como que te abran los ojos y te den un sopapo bien fuerte y te permitan conocer algo distinto. El libro de Juan Cuadra Pérez lo es por su estilo personal, por esa especie de tela de araña que crea con sus personajes y que nos lleva, paso a paso, hasta un desenlace que en realidad no lo es tanto, que nos abre puertas a mundos imaginarios que sí, de acuerdo, se nutre de otras publicaciones, pero que consigue establecer características propias para que, aunque intuyamos las referencias, no nos parezcan una mera copia.

Diría que estamos ante una obra compleja y completa – la diferencia es una sola letra, pero cuánta diferencia en su significado – que volveré a visitar pronto. Y quizá, si tuviera que ponerle un “pero” sería haber tenido la oportunidad de una especie de árbol genealógico de los personajes para que, en un principio, el acercamiento no sea tan abrupto. En cualquier caso estamos ante uno de los descubrimientos del año, que todo el mundo debiera abrir, al menos, una vez en su vida. La ocasión lo merece.

¡Comparte el post!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

1 comentario en El libro de Ivo

  1. coincido con que es una gran lectura, que exige un poco de lector pero te mete en un mundo muy cautivador, estoy a la espera del Libro de la Sombra!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

*